Cita Online
icono telefono icono local

Más de 30 años cuidando a la mujer, dicen mucho de AGE

Imagen Tratamientos
    << Volver
    Virus del papiloma humano: la ETS más frecuente
    Comparte esta noticia

    Virus del papiloma humano: la ETS más frecuente

    8 Agosto 2014 / Salud y bienestar

    Artículo publicado en la revista online www.dineroysalud.es

    En España se diagnostican 2.000 casos anuales de cáncer de cérvix, causado mayoritariamente por el virus del papiloma humano (VPH), y cerca de un tercio de las enfermas no sobrevive, casi siempre por culpa de un diagnóstico tardío. La vacunación de las niñas –y también de las mujeres– cambiará el panorama.

    El virus del papiloma humano (VPH) es la enfermedad de transmisión sexual (ETS) más común tanto en hombres como en mujeres, ya que se calcula que el 90% de las personas con una vida sexual activa entra en contacto con el virus. No todas ellas se infectan: en el 90% de los casos, el sistema inmunológico resuelve la situación. En el otro 10% se produce una infección persistente", explica Carmen Menéndez, ginecóloga y jefa del Departamento de Salud de la Mujer del Instituto Palacios.
Existen más de 200 genotipos de VPH, pero se sabe que alrededor de 40 pueden afectar al ser humano. En las mujeres, la prevalencia de la infección aumenta hasta los 35 años, después decrece y vuelve a aumentar a partir de los 50 con la llegada de la menopausia, que favorece que la infección se haga persistente.
El 70% de los casos de cáncer de cérvix está producido por los tipos 16 y 18 del VPH, aunque también se consideran oncogénicos varios más, entre los que destacan el 31, el 33 y el 45. Son igualmente frecuentes los tipos 6 y 11, aunque su propensión a degenerar en un carcinoma es mucho menor. Sin embargo, son los principales causantes de las verrugas genitales o condilomas.
Existen dos tipos de vacunas capaces de prevenir la infección por VPH, que en España se han incluido en el calendario de vacunación y se administran en dos o tres dosis, dependiendo de la marca, a niñas entre 11 y 14 años, ya que la eficacia es mayor antes de iniciar la vida sexual.
No obstante, como a muchas mujeres este avance les ha llegado algo más mayorcitas, desde un primer momento se han realizado estudios para determinar si la vacuna puede ser beneficiosa en la edad adulta. Para llegar a un consenso sobre la pertinencia de las vacunas, se elaboró el trabajo "Vacunación frente al cáncer de cérvix en mujeres fuera de los programas de vacunación sistemática, con o sin infección por el virus del papiloma humano o lesión cervical. Encuesta de opinión y recomendaciones", que se dio a conocer en octubre de 2012. El documento fue auspiciado por la Asociación Española de Patología Cervical y Colposcopia (AEPCC), con el aval de la Asociación Española de Vacunología (AEV), la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen), la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) y la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO). Sus conslusiones fueron claras: la mayoría de mujeres sexualmente activas, fuera de los programas de vacunación sistemática, pueden beneficiarse de la vacunación por el riesgo significativo de adquirir nuevas infecciones y de mayor persistencia viral, ya que esta aumenta con la edad. En mujeres ya infectadas, la vacuna reduce el riesgo de reinfección o recidiva en el 75% de los casos.
Queda por determinar si la vacuna podría ser igualmente eficaz para los hombres.

    "Todavía no está estandarizada la detección del VPH como método de cribado para prevención del cáncer de ano o pene por su baja prevalencia estadística. Obviamente, con los mismos métodos con los que se detectan los genotipos virales en una mujer – captura de híbridos y reacción en cadena de polimerasa (PCR)– se podría determinar su presencia en los genitales masculinos. No obstante, todos los datos apuntan a que es recomendable la valoración individualizada de vacunación de varones de 9 a 26 años para prevenir el cáncer y los condilomas", explica la doctora María Isabel Calventus, ginecóloga de la Clínica AGE (Agrupación Ginecológica Española).

    ALGUNAS NOCIONES ÚTILES:

    • El VPH puede producir lesiones precancerosas o displasias: alteraciones celulares leves, moderadas o severas. Se trata de lesiones intraepiteliales, que pueden ser de dos clases: de alto grado, cuando están producidas por los genotipos más oncogénicos, como el 16 y el 18, o de bajo grado, cuando están producidas por genotipos que no suelen evolucionar hasta un ‘carcinoma in situ’, como 6, 11, 40 y 42, entre otros.
    • Actualmente, están comercializadas dos vacunas: la bivalente protege contra los genotipos 16 y 18 y la tetravalente también incluye al 6 y el 18, por lo que también protege frente a los condilomas. Su eficacia preventiva del cáncer de cérvix se considera similar.
    • Es importante acudir a los controles ginecológicos rutinarios: para que la citología detecte si hay alteraciones celulares y se puedan practicar pruebas más específicas. El control ginecológico permite diagnosticar no solo el VPH, sino también, en el peor de los casos, el cáncer de cérvix en estadíos tempranos, a tiempo de extirparlo mediante un procedimiento quirúrgico relativamente poco cruento denominado conización.
    • El preservativo protege, pero no es 100% eficaz. Llevar un estilo de vida saludable –dieta equilibrada, actividad física suficiente y evitación de hábitos tóxicos– favorece un sistema inmunológico fuerte y capaz de combatir el virus.

    Quizás también te puede interesar...

  • El test prenatal neoBona de AGE, una opción segura y no invasiva para conocer posibles alteraciones cromosómicas

    El test prenatal neoBona de AGE, una opción segura y no invasiva para conocer posibles alteraciones cromosómicas

    Salud y bienestar | 22 Julio 2021

    En nuestro centro AGE, en estrecha colaboración con SYNLAB, líder indiscutible en servicios de laboratorio de medicina humana en Europa, podrás realizarte esta prueba que es la alternativa a la Amniocentesis, que sí es invasiva.

    Leer más
  • El deporte, gran aliado del embarazo pero siempre bajo supervisión médica

    El deporte, gran aliado del embarazo pero siempre bajo supervisión médica

    Salud y bienestar | 7 Julio 2021

    Nuestros ginecólogos asesoran a las futuras madres sobre qué tipo ejercicio y qué frecuencia son más beneficiosos.

    Leer más
Ubicación
  • Paseo de Eduardo Dato 3.
    28010 - Madrid

  • Tlf.: 917 375 222

  • Tlf. laboratorio: 915 933 533

  • info@agrupacionginecologica.es

  • Lunes a viernes: 8:00 a 21:30

  • Análisis clínicos (sin cita previa):
    Lunes a viernes: 8:00 a 21:30
    Sábados: 9:00 a 13:30

Cómo llegar
    Parking
  • Pº. Eduardo Dato, 3 (Edificio AGE)
  • C/ Santa Engracia, 48
  • C/ Rafael Calvo, 31
  • Metro
  • Iglesia1
  • Rubén Darío5
  • Bilbao41
  • Alonso Martínez4510
  • Autobús
  • Santa Engracia (L3)
  • Eduardo Dato (L40 y 147)
  • General Martínez Campos (L5,16 y 61)
  • Almagro (L7)
  • Trafalgar/Francisco de Rojas (L37)
  • Sagasta (L21)

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar la navegación. Más información