Cita online Portal Paciente
icono instagram
icono telefono icono local

Más de 30 años cuidando a la mujer, dicen mucho de AGE

Centro integral de la salud de la mujer en Madrid
    << Volver
    Propósito de año nuevo: comer bien
    Comparte esta noticia

    Propósito de año nuevo: comer bien

    9 Enero 2015 / Salud y bienestar
    Con el comienzo de año somos muchos los que, después de los atracones navideños, decidimos empezar a comer bien para irnos preparando de cara al verano y no sentirnos tan pesados. Pero, ¿por dónde empezar? Es fácil recurrir a una dieta que, poco a poco, nos haga recuperar nuestra estilizada figura. Pero, seamos sinceros, ¿cuántos de los que empezáis una dieta la lleváis a cabo hasta el final? Sólo unos pocos son los afortunados que poseen el don de la constancia, los demás solemos abandonarlas por el camino después de tirarnos de los pelos y pasar hambre.
    Pero hay algo que podemos tolerar todos: no pegarnos atracones y desechar los malos hábitos alimenticios. Evitando esto se puede conseguir lo que nos propongamos. Podrás comer de todo, tan sólo debes saber qué y en qué momento. Evidentemente habrá quien no tenga más remedio que someterse a una dieta elaborada por un profesional por cuestiones de salud, pero como normal general lo que mostramos a continuación lo podemos hacer todos. 
    Existe una regla básica que siempre hay que tener presente: los hidratos por la mañana y las proteínas por la noche; desayunar y comer medianamente fuerte y cenar pronto y flojito. No reducir nuestra dieta a 3 comidas diarias, sino ampliarla a 4 o 5, ajustando las cantidades en cada caso. 
    Sabiendo esto, ya tenemos la mitad del proceso hecho. La otra mitad se compone de una palabra: movimiento. Nada de empezar el año prometiéndonos a nosotros mismos que sudaremos todos los mazapanes en el gimnasio si nunca antes hemos ido, porque si el deporte no es lo nuestro, la felicidad que segregan las endorfinas nos durará poco. Por ello, es muy útil empezar a concienciarse de la importancia de caminar, subir escaleras en lugar de coger el ascensor, etc. Pequeños ejercicios cotidianos que, sin darnos cuenta, nos darán resultado. Sólo piensa que una acción que inebitablemente realizas todos los días, como ir a comprar, a trabajar, subir a casa, te llevará unos minutos más di la haces de forma saludable, pero al fin y al cabo de una forma u otra era obligatorio hacerla. 
    ¿Qué comer? Si la primera regla ya la tenemos interiorizada, lo siguiente es saber qué alimentos pueden ajustarse a cada variable. 
     
    Desayuno: Lo primero que hay que saber para motivarse es que comer en las primeras horas de la jornada no sólo beneficia nuestro organismo, sino que es vital para mantener nuestra mente activa. Justo antes de levantarse es recomendable beber un vaso de agua para activar nuestros órganos. Durante el desayuno, los hidratos y los azúcares saludables, como los que podemos encontrar en la fruta, deben ser los protagonistas. Así, podemos consumir cereales, galletas, fruta variada, tostadas. También proteínas como embutidos bajos en sal y grasa como la pechuga de pavo. E incluso alguna pieza de bollería de vez en cuando, ¿por qué no? También son importantes los lácteos. Recuerda que no estamos estableciendo una dieta estricta restringiendo alimentos, sino cambiando hábitos y averiguando qué comer en cada momento. Si un día desayunas chocolate con churros, no te sientas culpable. El chocolate está riquísimo y te alegra el día. Eso sí, intenta hacerlo sin abusar y siendo consecuente con el resto de alimentación durante el día y la semana. Al igual, puede que durante el fin de semana te apetezca cenar fuera una pizza, por ejemplo. No es el fin del mundo, pero hay que aprender a no convertirlo en un hábito, no pegarse atracones y establecer una balanza nutricional.
     
    Puedes incorporar a media mañana otra pieza de fruta, alguna barrita energética, un pequeño sandwich o tostada. 
     
    Comida: La comida es lo más versátil. Siempre en su justa medida podemos comer de todo. Sólo aquí, junto con el desayuno, deberíamos incorporar los hidratos como la pasta, el arroz, el pan o las patatas, ya que pueden quemarse a lo largo del día. Pero, por otra parte, también podemos comer carnes, legumbres, verduras, frutas, lípidos (estos últimos mientras el contenido de grasa en la dieta no supere el 30% de las calorías totales ingeridas)...
     
    Merienda: Se recomienda cenar pronto o realizar una pequeña comida antes para mantener nuestro apetito a raya. Al igual que el almuerzo, una barrita de cereales, un yogurt, algo de fruta, un pequeño sandwich de pavo...
     
    Cena: Intenta hacerla, preferiblemente, antes de las 10 de la noche, para no irte a la cama con la sensación de hinchazón y en pleno proceso de digestión. Aquí es conveniente alimentarnos a base de proteínas (carnes, lácteos, pescados y huevos) o verduras.
     
    Siguiendo estas pautas básicas te darás cuenta de que, al fin y al cabo, puedes comer de todo, siempre calculando no pasarte ni pegarte atracones, y sabiendo que si te apetece pasta y un filete, es mejor comerse la pasta a mediodía y el filete por la noche. Y, de sentido común es que comer comida basura más de una vez a la semana tampoco es saludable. 
    Conciénciate de que comer bien también ayuda a prevenir diversas enfermedades y que siempre existen pequeños "trucos" que puedes incorporar a tu dieta: 
    - Un vasito de agua con limón por la mañana. 
    - Una onza de chocolate negro puro a media mañana. 
    - Sustituir el café por infusiones o tés. 
    - Comer un ajo crudo en ayunas para desintoxicar nuestro cuerpo y aumentar las defensas.
    - Si vas a comer fruta, te recomendamos la piña por su capacidad diurética. 

    Quizás también te puede interesar...

  • El test prenatal neoBona de AGE, una opción segura y no invasiva para conocer posibles alteraciones cromosómicas

    El test prenatal neoBona de AGE, una opción segura y no invasiva para conocer posibles alteraciones cromosómicas

    Salud y bienestar | 22 Julio 2021

    En nuestro centro AGE, en estrecha colaboración con SYNLAB, líder indiscutible en servicios de laboratorio de medicina humana en Europa, podrás realizarte esta prueba que es la alternativa a la Amniocentesis, que sí es invasiva.

    Leer más
  • El deporte, gran aliado del embarazo pero siempre bajo supervisión médica

    El deporte, gran aliado del embarazo pero siempre bajo supervisión médica

    Salud y bienestar | 7 Julio 2021

    Nuestros ginecólogos asesoran a las futuras madres sobre qué tipo ejercicio y qué frecuencia son más beneficiosos.

    Leer más
DÓNDE ESTAMOS
  • Paseo de Eduardo Dato 3.
    28010 - Madrid

  • Tlf.: 917 375 222

  • Tlf. laboratorio: 915 933 533

  • info@agrupacionginecologica.es

  • De Lunes a Viernes
    8:00 a 21:30

    Análisis clínicos (sin cita previa)
    Lunes a Viernes: 8:00 a 21:30
    Sábados: 9:00 a 13:30

CÓMO LLEGAR
    Parking
  • Pº. Eduardo Dato, 3 (Edificio AGE)
  • C/ Santa Engracia, 48
  • C/ Rafael Calvo, 31
  • Metro
  • Iglesia1
  • Rubén Darío5
  • Bilbao41
  • Alonso Martínez4510
  • Autobús
  • Santa Engracia (L3)
  • Eduardo Dato (L40 y 147)
  • General Martínez Campos (L5,16 y 61)
  • Almagro (L7)
  • Trafalgar/Francisco de Rojas (L37)
  • Sagasta (L21)

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar la navegación. Más información