Cita Online
icono telefono icono local

Más de 30 años cuidando a la mujer, dicen mucho de AGE

Imagen Tratamientos
    << Volver
    El doctor Marcos Cantarero explica  los lectores de El Mundo las ventajas del láser de CO2 fraccionado
    Comparte esta noticia

    El doctor Marcos Cantarero explica los lectores de El Mundo las ventajas del láser de CO2 fraccionado

    14 Abril 2016 / Salud y bienestar

    Con motivo del Día Mundial de la Salud, el doctor Marcos Cantarero, presidente de Agrupación Ginecológica Española, concendió una entrevista a El Mundo para hablar de las diferentes patologías que afectan al suelo pélvico, sus causas y como prevenirlas y tratarlas.

    A continuación, os adjuntamos la entrevista completa publicada el pasado 7 de abril de 2016:

    “EL LÁSER DE CO2 FRACCIONADO ESTÁ OFRECIENDO MUY BUENOS RESULTADOS EN EL TRATAMIENTO DE LA ATROFIA VAGINAL Y LA INCONTINENCIA URINARIA"

    Hablamos con el Dr. Cantarero Bandrés sobre las patologías que afectan al suelo pélvico. Con el aumento de la esperanza de vida, la incidencia se ha incrementado entre la población adulta.

    ¿Cómo podríamos definir qué es el tan mencionado suelo pélvico? ¿Qué función tiene?

    La pelvis en general configura la estructura ósea que alberga el entramado visceral digestivo en su porción superior, denominada “pelvis mayor”, y el aparato genito-urinario en la inferior o “pelvis menor”. En esta última se ubican los músculos, vasos, nervios y ligamentos encargados de dar soporte, estabilidad y funcionalidad a los aparatos involucrados en la función reproductora y urinaria, tanto en el hombre como en la mujer, es decir; el suelo pélvico.

    ¿Por qué causas el suelo pélvico puede llegar a debilitarse? En la mujer las causas son muy variadas, pero me gustaría comenzar comentando el caro tributo que ellas pagaron a consecuencia de la evolución humana, pues el tránsito a la bipedestación trajo consigo una modificación de la estática de la columna y, por ende, un aumento en la presión que estas estructuras soportaron (a pesar de las gestaciones en posición erguida y partos) merced, seguramente, a la ausencia de menopausia dada la corta expectativa de vida que, en origen, nuestra especie padeció. Hago mención expresa a la menopausia, gestaciones y al parto consecuencia de las mismas, por jugar un papel decisivo en el futuro del suelo pélvico, sobre todo en los casos de fetos grandes (macrosómicos), embarazos múltiples y partos instrumentales (fórceps, etc.).

    ¿Qué ha supuesto el aumento de la esperanza de vida?

    El incremento en la expectativa de vida supone que la mujer vive una tercera parte de su vida después de la menopausia. Este tramo biográfico lo cubre en ausencia natural del estradiol, hormona fundamental para mantener el estado de nutrición y elasticidad, no solo en el canal vaginal y el aparato genital externo, sino en todas las estructuras musculares y ligamentosas responsables de proporcionar el soporte necesario. La principal consecuencia será el desprendimiento progresivo en los tres compartimentos del suelo pélvico (anterior, medio y posterior) dando origen al prolapso de las entidades que los configuran, provocando pérdidas de orina en una primer fase y patologías de mayor envergadura posteriormente (cistocele, recto-enterocele y desprendimiento cérvicouterino) que precisarán de corrección quirúrgica finalmente, si no hemos hecho prevención con suficiente antelación.

    ¿Cómo podemos reforzar nuestro suelo pélvico?

    Lo ideal sería que, tras el parto, la madre consulte con el ginecólogo o el fisioterapeuta de la Unidad de Suelo Pélvico para llevar a cabo una evaluación y tratamiento preventivo. Aconsejamos un tratamiento combinado con dos sesiones de láser de CO2 de reciente aplicación para esta patología y que nos está proporcionando excelentes resultados, junto con la rehabilitación del suelo por profesional especializado, que entrenará las maniobras de Kegel y fortalecimiento de la cincha abdominal para proteger el suelo pélvico, disponiendo además de técnicas como la electroestimulación, entre otras. En caso de no haber previsto tras el parto esta eventualidad, recomendamos a cualquier mujer que sufra pequeñas pérdidas de orina, ante medianos o pequeños esfuerzos, que consulte con su ginecólogo independientemente de su edad y su grado de maternidad.

    Otra de las etapas complicadas es la menopausia. La reducción de estrógenos puede causar vaginitis atrófica. ¿En qué consiste esta dolencia?

    La atrofia vaginal se produce progresivamente como consecuencia de la deprivación estrogénica por cese de la función ovárica. Las estructuras que se mantenían bien nutridas, flexibles y lubricadas, respondiendo con prontitud a los estímulos sexuales, como las glándulas de Batholino y otras responsables de su lubricación, dejan de producir progresivamente. El tejido endovaginal, en todos sus componentes, se adelgaza y pierde elasticidad acompañando en el proceso de claudicación ovárica. Esto provoca la atrofia vaginal. La “sequedad” vaginal se va manifestando con mayor intensidad. Progresivamente aparecen los primeros síntomas de dispareunia (dolor, escozor y sangrado durante las relaciones sexuales), incontinencia urinaria, descenso del apetito sexual y, finalmente, rechazo al coito.

    ¿Existe solución o tratamiento para evitar la aparición de la atrofia vaginal?

    La atrofia vaginal es consecuencia de la menopausia y ésta del agotamiento ovárico en la producción de estradiol, por tanto, la prevención y tratamiento se basa en la administración de esta hormona, ya sea por vía oral, transdérmica o por medio de cremas o geles administrados por vía tópica vaginal. Desgraciadamente, esto no es aconsejable en todos los casos por contraindicaciones diversas. Las más importantes están relacionadas con antecedentes de patología mamaria severa o riesgo de tromboembolismo. El estradiol es, en parte, responsable de una buena conservación y renovación del colágeno, el cual es necesario para el correcto mantenimiento de las estructuras del suelo pélvico. En la Agrupación Ginecológica Española (AGE), según nuestra experiencia, con resultados excelentes, realizamos el tratamiento con Láser CO2 fraccionado, una nueva técnica ambulatoria e indolora, en sesiones de corta duración, con incorporación inmediata a las actividades cotidianas y sin contraindicaciones absolutas. Nos parece el más adecuado para tratar la atrofia vaginal y la incontinencia urinaria de esfuerzo en grado leve/moderada en un mismo acto. La aplicación del láser en las estructuras afectadas por ambas patologías, se hace directamente sobre la zona a través de la vía vaginal. Así se consigue la renovación del colágeno (neocolagenogénesis) y, en consecuencia, el rejuvenecimiento de las estructuras endovaginales y de sujeción del suelo pélvico en directa relación con ellas, resolviendo prácticamente los casos no complicados. En su aplicación preventiva recomendamos la realización de esta técnica tres meses después del parto, en las primeras apariciones de pérdida de orina en relación con pequeños esfuerzos y en cuanto se manifieste la menopausia de una manera franca.

    Quizás también te puede interesar...

  • El láser de CO2, gran aliado para solucionar la incontinencia urinaria

    El láser de CO2, gran aliado para solucionar la incontinencia urinaria

    Salud y bienestar | 23 Marzo 2021

    En AGE Ginecología y Obstetricia disponemos de una unidad exclusiva para tratar incontinencia urinaria femenina con un tratamiento estrella: el láser de CO2. Una práctica médica que es ambulatoria, no requiere hospitalización, se realiza con anestesia tó ...

    Leer más
  • Visitas seguras al ginecólogo en AGE

    Visitas seguras al ginecólogo en AGE

    Salud y bienestar | 16 Febrero 2021

    En nuestras instalaciones seguimos minuciosamente todas las medidas sanitarias e higiénicas establecidas por las autoridades y además hemos implantado un riguroso protocolo con sistemas de purificación del aire para que vuestra estancia en nuestra clínica ...

    Leer más
Ubicación
  • Paseo de Eduardo Dato 3.
    28010 - Madrid

  • Tlf.: 917 375 222

  • Tlf. laboratorio: 915 933 533

  • info@agrupacionginecologica.es

  • Lunes a viernes: 8:00 a 21:30

  • Análisis clínicos (sin cita previa):
    Lunes a viernes: 8:00 a 21:30
    Sábados: 9:00 a 13:30

Cómo llegar
    Parking
  • Pº. Eduardo Dato, 3 (Edificio AGE)
  • C/ Santa Engracia, 48
  • C/ Rafael Calvo, 31
  • Metro
  • Iglesia1
  • Rubén Darío5
  • Bilbao41
  • Alonso Martínez4510
  • Autobús
  • Santa Engracia (L3)
  • Eduardo Dato (L40 y 147)
  • General Martínez Campos (L5,16 y 61)
  • Almagro (L7)
  • Trafalgar/Francisco de Rojas (L37)
  • Sagasta (L21)

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar la navegación. Más información